miércoles, 6 de marzo de 2013

La comunicación y nuevas tecnologías

En este momento la capacidad de informarse de la ciudadanía parece rebasada aún por los propios difusores de la información como la televisión, la radio y la prensa escrita a consecuencia de la llegada y desarrollo de nuevas tecnologías a partir del internet.

Algunas personas de forma optimista hablan de la democratización de la información y los cambios que ella está generando en el contexto mundial, por la accesibilidad que se tiene a través de las redes sociales, la implementación de tecnología en dispositivos móviles y demás.


Mañana quizá estaremos conociendo lo último en aplicaciones, y para quienes tienen mejores posibilidades económicas, de adelantarse a los cambios y propiciarlos por ellos mismos.

Las preguntas que vienen a colación son ¿Será cierto que esto contribuye a abatir la distribución de la riqueza del conocimiento o servirán para mantener la hegemonía de las mismas clases política y económicas dominantes? ¿El acceso a la tecnología de forma masiva realmente es democrática, las y los usuarios de estos realmente saben discriminar la información útil de aquella que es simplemente basura informativa?

Cuando en las instituciones educativas solicitan una investigación al alumnado, ¿han sido ya capacitados en la búsqueda de información y de calidad?, creo que algo está pasando, pues el mismo desarrollo de estas tecnologías han propiciado el “copia y pega” sin que se reflexione o se lea a profundidad el contenido de las mismas.

Este desarrollo tecnológico también ha sido utilizado por la delincuencia organizada para enganchar a niñas y niños, haciéndoles víctimas de este delito que va creciendo; la trata de personas. Por otra parte volviéndose una contradicción, estos medios de información y comunicación ha propiciado la falta de ella en la familia, pues ya es común ver hasta en la mesa, que la comida se desarrolla sin la menor platica entre sus miembros, ya no por la televisión encendida, sino porque sus integrantes, sobre todo jóvenes, están en su dispositivo móvil enviando a sus iguales mensajes o imágenes de lo que están realizando.

Lo que a mi parecer sí está generando de forma democrática la implementación de adelantos tecnológicos, es una nueva culturización, una sociedad más homogénea, en el que están en juego las identidades como país, como pueblo y como cultura, porque adolescentes y jóvenes en el afán natural de estar mejor y en mejores condiciones desearán vivir como lo hacen sus pares en países más desarrollados, lo que no está mal, pero si la forma como ésta se propicia.

Como sociedad estamos enfrentando un nuevo reto; mantener y enriquecer nuestras tradiciones y cultura, sin perder nuestra identidad y aquello que nos da sentido como pueblo, y en esto somos responsables gobierno, sociedad, escuelas, religiones, y sobre todo la familia.
Hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada